Desde el estudio de arquitectura HAADS nos vuelven a sorprender con un proyecto de rascacielos con 3 torres helicoidales que girarán gracias al viento sobre sí mismo para generar electricidad y tener vistas de 360º.

Rascacielos eólico

Siempre hemos visto que la creatividad en el ámbito de la arquitectura no tiene límites, y hay muchos ejemplos a lo largo de la historia. Ahora, añadimos un «plus» al diseño gracias a nuevas tecnologías, materiales y tendencias que antes, no se contemplaban.

Sabemos que Asia y Oriente son, sin duda, el paraíso soñado para los arquitectos más creativos que quieren dar rienda suelta a sus ideas. Los grandes despachos de arquitectura, lo saben, y no paran de lanzar propuestas arriesgadas de dudosa ejecución.

En este sentido, ya nos tenemos que olvidar de los restaurantes giratorios en lo alto de los rascacielos ¡demasiado aburridos! Hoy por hoy, la tendencia es que gire el edificio físicamente al completo o, por lo menos, alguna parte singular como la impresionante terraza móvil de esta vivienda.

Desde el estudio de arquitectura HAADS (Hayri Atak Architectural Design Studio) nos proponen unrascacielos eólico formada por tres edificios que giran sobre sí mismos para generar su propia electricidad.

El proyecto conceptual del rascacielos llamado Squall Tower, es del arquitecto turco Hayri Atak. Está diseñado para girar físicamente con el viento mientras se observa el horizonte de Dubái.

Aunque desde una perspectiva técnica, aún no han proporcionado más detalles. Sí se reconoce que, aunque no gire la torre gracias al viento, la idea de que la edificación pueda rotar continuadamente, es más viable desde una perspectiva mecánica.

En la actualidad, esta torre eólica Squall Tower no es más que un concepto creativo cuyo principal interés radica en la idea de crear un edificio 100% autosuficiente desde el punto de vista energético.

Fuente.